¿Sabías que en el 2022 hubo más de 30,000 quejas contra las aseguradoras? En donde el 72% de las reclamaciones en contra de las principales aseguradoras, se originaron por las siguientes causas: un 38% correspondió a negativas en el pago de la indemnización, un 16% por solicitud de cancelación del contrato y/o póliza no atendida y/o no aplicada, otro 10% estuvo en desacuerdo con el tiempo de pago de la indemnización y un 8% por inconformidad con el tiempo de la reparación del bien afectado.

Y es que confrontar a una aseguradora renuente puede ser un desafío intimidante para cualquier individuo o negocio. Las compañías de seguros a menudo intentan minimizar o evitar el pago de reclamaciones legítimas, lo que deja a los asegurados lidiando con la frustración y el estrés. Sin embargo, existen estrategias legales y de negociación eficaces para enfrentar a una aseguradora renuente.

Por lo que, si te encuentras batallando con una aseguradora que no quiere cumplir con su contrato, nosotros te brindamos los consejos necesarios para defender tus intereses y obtener una resolución favorable.

Primero que nada, hay que entender que algunas aseguradoras, en muchas ocasiones, se muestran renuentes a pagar reclamaciones legítimas. Esto puede deberse a diversas razones, como la maximización de sus utilidades o la interpretación a su conveniencia de las cláusulas del contrato o condiciones generales. Es crucial comprender los factores que contribuyen a la reticencia de las aseguradoras para poder abordar el problema de manera efectiva.

En primer lugar, las aseguradoras pueden tener incentivos financieros para evitar pagar las reclamaciones. Al minimizar los pagos, pueden aumentar sus ganancias y mantener bajos sus costos. Además, algunos contratos de seguros están redactados de manera ambigua o con cláusulas restrictivas que permiten a la aseguradora interpretar de manera favorable sus obligaciones.

Por ello, antes de contratar un seguro, es importante revisar el Registro de Contratos de Adhesión de Seguros (RECAS). El RECAS te permite conocer los contratos de adhesión de productos y servicios de las Instituciones de Seguros, incluyendo aquella información sobre las obligaciones que derivan de ellos y sus características generales.

Por otro lado, las aseguradoras también pueden utilizar tácticas dilatorias para desalentar a los asegurados a seguir adelante con sus reclamaciones. Esto puede incluir retrasos injustificados en la revisión de documentos, solicitudes de información adicional innecesaria y la negación inicial de la responsabilidad sin una justificación sólida.

Es importante que tomes en cuenta que, en México, el plazo para reclamar un seguro es de 2 años, excepto en seguros de vida en donde son 5 años.

Algo importante a considerar al momento de reclamar a una aseguradora renuente, es esencial comprender tus derechos legales y las opciones disponibles para buscar una resolución justa. Aquí te comentamos algunas consideraciones legales importantes a tomar en cuenta:

Revisa detenidamente tu póliza de seguro

Antes de reclamar a la aseguradora, debes revisar minuciosamente los términos y condiciones de tu póliza de seguro. Esto te permitirá comprender tus derechos y las obligaciones, así como identificar cualquier cláusula ambigua o restrictiva que pueda ser explotada por la aseguradora.

Recopila pruebas y documentación

Para respaldar tu reclamación, es fundamental recopilar pruebas sólidas y documentación detallada. Esto puede incluir fotografías, correos electrónicos, videos, facturas, informes médicos, testimonios de testigos, entre otros. Cuanta más evidencia tengas para respaldar tu reclamación, más fuerte será tu caso frente a la aseguradora.

Consulta con un abogado especializado en seguros

Si te encuentras batallando contra una aseguradora que no quiere cumplir con sus obligaciones, es recomendable buscar la asesoría y representación de un abogado especialista en seguros. Un abogado con experiencia en litigios de seguros puede ayudarte a evaluar tu caso, negociar con la aseguradora en tu nombre y, si es necesario, presentar una demanda para proteger tus derechos.

Un punto que puede ser clave si te preguntas qué hacer si una aseguradora no quiere pagar, es la negociación efectiva, la cual es una habilidad clave cuando te enfrentas a una aseguradora renuente. Aquí hay algunas estrategias que puedes emplear para aumentar tus posibilidades de obtener una resolución favorable:

Conoce el valor de tu reclamación: Antes de reclamar un seguro, debes tener una idea clara del valor de tu reclamación. Esto te permitirá establecer una línea base para las discusiones y evitar aceptar un acuerdo insatisfactorio. Puedes consultar a expertos independientes, como abogados especializados en seguros, para evaluar adecuadamente el monto justo por el pago de un siniestro.

Ten paciencia: Durante la reclamación con la aseguradora, es importante mantener la calma y la compostura, incluso si te sientes frustrado o enojado. Mantener una actitud profesional y respetuosa puede ayudar a establecer una relación de respeto mutuo con la aseguradora y fomentar un ambiente propicio para la resolución de la disputa.

La recopilación de documentación sólida es fundamental para respaldar tu reclamación frente a una aseguradora renuente. Por eso te recomendamos algunos pasos que puedes seguir para asegurarte de tener todos los elementos necesarios para construir un caso fuerte:

Documenta todos los detalles: Desde el momento en que contrataste el seguro hasta que ocurre el siniestro que dio lugar a tu reclamación, es importante documentar todos los detalles relevantes. Esto puede incluir la fecha y hora del siniestro, descripciones detalladas de los daños o lesiones sufridas, nombres y contactos de testigos, correos electrónicos recibidos de la aseguradora, entre otros. Cuanta más información tengas, más sólido será tu caso.

Obtén informes oficiales: Si el siniestro fue reportado a las autoridades, como la policía, bomberos o ambulancia, en el caso de un accidente, asegúrate de obtener copias de los informes oficiales. Estos informes pueden proporcionar pruebas independientes y objetivas que respalden tu reclamación. En algunos casos será necesario acudir al Ministerio Público.

Conserva toda la documentación relacionada: Guarda todas las facturas, recibos, pólizas, y cualquier otro documento relacionado con tu reclamación. Esto incluye cualquier comunicación escrita o por correo electrónico con la aseguradora. Mantener un registro organizado de todos los documentos te ayudará a respaldar tu caso y demostrar que has cumplido con todas las obligaciones requeridas.

La comunicación eficaz con la aseguradora puede marcar la diferencia al tratar con una compañía renuente. Algunas pautas para comunicarte de forma efectiva es mantener un registro detallado de todas las comunicaciones con la aseguradora, incluyendo las fechas, los nombres de las personas con las que hablaste y los detalles de la conversación. Esto te permitirá hacer referencia a las conversaciones anteriores y evitar malentendidos o contradicciones.

Te recomendamos también evitar el uso de terminología complicada al comunicarte con la aseguradora. Utiliza un lenguaje claro y conciso para asegurarte de que tus puntos se entiendan de manera efectiva.

Y siempre solicita confirmación por escrito, si llegas a un acuerdo o a una resolución provisional durante las negociaciones, solicita siempre una confirmación por escrito de los términos acordados. Esto evitará malentendidos futuros y te proporcionará una prueba tangible de lo acordado.

Ahora bien, si te encuentras la aseguradora rechazó el pago de tu seguro, buscar representación y asistencia legal puede ser fundamental para proteger tus derechos. Aquí hay algunas razones por las que puede ser benéfico buscar la ayuda de un abogado especializado en seguros:

Experiencia y conocimiento especializado: Los abogados especializados en seguros tienen experiencia y conocimientos específicos en el campo de los litigios de seguros. Pueden evaluar adecuadamente tu caso, identificar posibles estrategias y maximizar tus posibilidades de obtener una resolución favorable.

Negociación en tu nombre: Un abogado especialista en seguros puede asumir la responsabilidad de negociar con la aseguradora en tu nombre. Esto te permitirá evitar la tensión y la frustración de las negociaciones directas y asegurarte de que tus intereses estén adecuadamente representados.

Presentar una demanda si es necesario: En algunos casos, puede ser necesario presentar una demanda para proteger tus derechos y obtener una resolución justa. Un abogado especialista en seguros puede guiarte a través del proceso de presentación de una demanda y representarte en el tribunal, si es necesario.

Siempre toma en cuenta que, cuando sabes qué hacer si una aseguradora no quiere pagar, es importante evitar cometer errores que puedan perjudicar tus posibilidades de obtener una resolución favorable. Nosotros queremos compartirte algunos errores comunes que debes evitar:

Aceptar la primera oferta: La aseguradora puede hacer una oferta inicial que es significativamente menor de lo que realmente mereces. Es importante no aceptar la primera oferta y en su lugar, negociar de manera efectiva para obtener una compensación justa.

No buscar asesoría legal: Es posible que te sientas que no se puede demandar a una aseguradora por tratarse de una gran empresa, pero buscar asesoría legal en definitiva marca la diferencia en el resultado de tu caso. Un abogado especialista en seguros puede guiarte a través del proceso y proteger tus derechos.

No mantener registros detallados: Mantener un registro detallado de todas las comunicaciones, documentación y evidencia relacionada con tu reclamación es crucial. No hacerlo puede dificultar la construcción de un caso sólido y perjudicar tus posibilidades de obtener una resolución favorable.

Cuando la aseguradora rechaza de forma injustificada el pago de tu seguro y no sabes qué hacer si una aseguradora no quiere pagar, sabemos que puede ser frustrante, puedes sentirte intranquilo al no saber qué hacer si una aseguradora no quiere pagar, pero es importante mantener la calma y seguir un enfoque estructurado para resolver la disputa. Con una buena asesoría legal y la comprensión clara de tus derechos, puedes aumentar tus posibilidades de obtener los resultados deseados.

En Defensa Segura, Abogados de Seguros contamos con los mejores abogados especialistas en seguros en la República Mexicana. Acércate a nosotros, cuentas con nuestra asesoría y respaldo. Contáctanos.