Póliza de auto, donde Alejandro era contratante y el conductor principal era Luis.

Luis conducía por la Calzada Ignacio Zaragoza, donde tuvo un percance con una vagoneta de transporte público, impactando su automóvil con la misma.

Luis quedó inconsciente en el siniestro, una persona que pasaba por el lugar, apoyó al señor Luis a llamar a la aseguradora y a identificarse con un policía de tránsito con su licencia de conducir. Al llegar el ajustador de la aseguradora, le pidió su licencia al conductor Luis, él le indicó que su licencia la tenía el policía de tránsito, el ajustador dio por hecho que Luis no contaba con licencia para conducir y se fue, dejándolo indefenso, sin atención médica ni atención jurídica.

Luis se fracturó la rodilla al momento del siniestro, sin embargo, por no contar con asesoría legal ni atención médica por parte de su seguro, lo llevaron al MP a realizar su declaración con la rodilla fracturada, Luis manifestaba el dolor que tenía y que no podía caminar, por lo que lo trasladaron al ISSSTE de Zaragoza, donde al llegar le indicaron que nuevamente tenía que regresar al MP, y posterior a eso fue atendido. Cabe destacar que lo trasladaron en patrulla, sin apoyo para ascender ni descender de la misma, así como tampoco tenía apoyo para caminar.

Al iniciar la reclamación a la aseguradora, ésta se negó, con el pretexto que al momento del siniestro no contaba con licencia para conducir.

Es por tal negativa que, acudieron a Defensa Segura, Abogados de Seguros para poder demandar a la aseguradora.

Defensa Segura, Abogados de Seguros demandó el cumplimiento de contrato por pérdida total del vehículo, así como también daño moral y daño punitivo, por la falta de atención por parte de la aseguradora al momento del siniestro.

Acreditamos que Luis sí contaba con licencia para conducir al momento del siniestro, con un oficio dirigido a la Secretaría de Movilidad, donde al dar respuesta se confirmó nuestro dicho.

Se demostró el hecho ilícito cometido por la aseguradora demandada, consistente en haberse negado a brindarle la atención que requería al momento de ocurrido el siniestro, no obstante, existía de por medio una póliza de seguro y las condiciones generales del mismo, que amparaban la obligación de dichas instituciones de seguros de brindarle la atención por parte del ajustador; asimismo, se demostró que la conducta ilícita de la aseguradora le generó un daño a dicha persona, en los bienes que tutela el artículo 1916 del Código Civil Federal de aplicación supletoria a la Materia Mercantil, consistente en un grado de depresión leve o moderada; y por último, quedó demostrado también el nexo causal entre la conducta ilícita y el daño causado; por tanto, sí se demostró la acción de daño moral.

Se condenó a la aseguradora al pago del seguro por la cobertura de daños materiales pérdida total a razón de $149,600.00 (ciento cuarenta y nueve mil seiscientos pesos 00/ 100 M.N.) al pago del daño moral generado al coactor Luis, considerado en una cantidad igual a la que fue materia de condena por concepto del pago del seguro por el vehículo siniestrado, esto es, el importe de $149,600.00 (CIENTO CUARENTA Y NUEVE MIL SEISCIENTOS PESOS 00/100 M.N.), por concepto de daño moral debido a la falta de atención del ajustador de las demandadas el día de ocurrencia del siniestro, asimismo, se condenó a la demandada a cubrir al señor Luis, las terapias psicológicas que requiera, para lo cual la cantidad que corresponda para el pago del especialista que trate al señor.

En Defensa Segura, Abogados de Seguros representamos a nuestros clientes en casos de negativa de pago por parte de aseguradoras, asegurando una gestión eficaz y transparente. Nuestro equipo de abogados especialistas en seguros se dedica a proteger tus derechos como asegurado, negociando con las aseguradoras para que recibas la compensación justa y oportuna que mereces. Confía en nosotros para manejar tu reclamación con profesionalismo y dedicación.