¿Sabías que, según cifras de la CONDUSEF, en 2017 atendió 42 mil 901 reclamaciones en materia de seguros, en el que el 38% es por cuestiones que tienen que ver con los seguros de vida? Y es que, aunque cuando adquirimos un seguro de vida, buscamos la tranquilidad y la protección de nuestros familiares, no siempre ocurre así.

Este es el caso de lo que ocurrió con un asegurado, el cual contrató un seguro de vida en el que designó como beneficiaria al 100% a su hermana.

Lamentablemente dos meses después de la contratación, el asegurado fue privado de la vida y abandonado en el interior de la cajuela de un vehículo que era usado como taxi de aplicación.

La beneficiaria al reclamar el pago del seguro, hizo entrega a la aseguradora de toda la documentación que ésta le requería, y lo hizo en más de dos ocasiones, en tiempo y forma, sin embargo, no obtenía ninguna respuesta.

Por lo anterior, la beneficiaria, considerando que estaba pasando por una injusticia, decidió acudir a Defensa Segura, Abogados de Seguros y solicitar nuestro apoyo y asesoría para resolver su caso, ya que contamos con abogados expertos en seguros y es así como realizamos lo pertinente, una demanda ante los Tribunales, solicitando el pago de la suma asegurada a favor de nuestra clienta, quien fungía como beneficiaria de la póliza.

Al contestar la demanda la aseguradora, para no cumplir con su obligación contractual, intentó criminalizar y revictimizar al fallecido asegurado, pues pretendió acusarlo de estar cometiendo un delito al momento de que fue privado de la vida, bajo el argumento de que habían sido encontradas algunas bolsas con narcóticos.

Sin embargo, en Defensa Segura, Abogados de Seguros, realizamos el análisis detallado y exhaustivo de la carpeta de investigación que se inició con motivo de la muerte de asegurado logrando comprobar lo siguiente:

  1. Que el narcótico encontrado se encontraba adherido al cuerpo del chofer del taxi de aplicación y no al del asegurado.
  • Que al asegurado no se le encontró ningún rastro de narcótico en su cuerpo.
  • Que el asegurado sólo fue una víctima de un delito, pues simplemente viajaba en el taxi de aplicación cuando fue privado de la vida.

Con todo lo anterior, la justicia se impuso y el Juez del conocimiento dio la razón a nuestra clienta y consideró que la seguradora no probó que el asegurado cometiera algún delito y que incluso la Fiscalía le dio la calidad de víctima y no acusado, por lo que condeno a la aseguradora, al pago de $ 1,000,000.00 (Un millón de pesos 00/100 M:N) más intereses moratorios en favor de nuestra clienta y beneficiaria de la póliza, con lo que se obtuvo una sentencia que respeta la dignidad del fallecido asegurado, garantiza el cumplimiento de la obligación contractual de la aseguradora y permite a la beneficiaria vivir su duelo en paz.

Gracias a la perseverancia y determinación de nuestra clienta, así como al sólido trabajo de nuestro equipo legal de Defensa Segura, Abogados de Seguros, se obtuvo justicia. Este caso destaca la importancia de luchar por los derechos y de no rendirse ante las negativas injustificadas de las aseguradoras.

Te recomendamos, en caso de que no estés seguro de ser beneficiario de un seguro de vida, acudir a la CONDUSEF, ellos pueden ayudarte a resolver tu duda. Por otro lado, en caso de que seas beneficiario, debes de estar consciente de que existen documentos y plazos en cuanto a tiempo que debes presentar y cumplir, esta información se encuentra dentro de la póliza, para que todo se resuelva de la mejor manera y puedas ser acreedor, sin ningún obstáculo de ese beneficio.