En la época actual, donde la necesidad de liquidez puede llevar a tomar decisiones precipitadas, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) eleva la voz de alerta para proteger a los consumidores de las estafas con créditos exprés.

Estas empresas fraudulentas se aprovechan de la urgencia financiera de las personas, ofreciendo préstamos rápidos y sin requisitos engorrosos que, en realidad, esconden un oscuro propósito: robar tu dinero y datos personales.

¿Qué son los créditos exprés y cómo operan estas estafas?

Los créditos exprés son préstamos que prometen rapidez y facilidad en su obtención, sin necesidad de comprobar ingresos ni consultar tu historial crediticio. Suelen anunciarse en diversos medios, como periódicos, volantes, llamadas telefónicas no solicitadas, sitios web y redes sociales.

Los estafadores operan bajo la apariencia de gestoras que dicen trabajar con entidades financieras o comercios. Te piden un depósito inicial bajo el engaño de cubrir gastos de gestión, administrativos, fianzas o seguros.

Una vez que reciben tu dinero, la trampa se activa:

  • Alegarán que tu crédito está en proceso de autorización, pero nunca lo concretarán.
  • Te dejarán sin el préstamo ni la posibilidad de recuperar tu dinero.
  • Peor aún, podrían robar tu identidad o tus datos personales para cometer otros fraudes.

¿Cómo identificar y evitar estos créditos exprés falsos?

1. Verifica la legalidad de la empresa

Consulta el Registro de Prestadores de Servicios Financieros (SIPRES) de Condusef para asegurarte de que la empresa esté debidamente registrada y autorizada.

2. Desconfía de ofertas demasiado buenas

Si algo suena demasiado bueno para ser verdad, probablemente lo sea. Las empresas legítimas tienen requisitos claros y no garantizan la aprobación del crédito sin evaluar tu capacidad de pago.

3. Protege tus datos personales

Nunca compartas información sensible como números de tarjeta de crédito, nip o documentos personales con empresas no verificadas o que te contacten sin tu consentimiento previo.

4. No hagas pagos anticipados

Un crédito legítimo no te pedirá dinero por adelantado para la gestión o administración del préstamo. Desconfía de cualquier solicitud de pago antes de recibir el crédito.

5. Cuidado con las llamadas falsas de bancos

  • Ten cuidado con el «vishing», donde estafadores se hacen pasar por empleados de bancos para ofrecerte créditos con pretextos falsos.
  • Solo responde llamadas de bancos si tú has solicitado información sobre apoyos o diferimientos de pago previamente.
  • No proporciones datos personales o bancarios por teléfono a menos que estés seguro de la legitimidad de la llamada.

¡Toma el control! Tu seguridad financiera está en tus manos

  • Investiga a fondo antes de solicitar cualquier crédito exprés.
  • Verifica la autenticidad de la empresa y las condiciones del préstamo.
  • No te dejes presionar por ofertas urgentes o plazos ajustados.
  • Protege tus datos personales y financieros.
  • Denuncia cualquier situación sospechosa a Condusef.

Recuerda:

  • Tu seguridad financiera es un derecho.
  • Infórmate y toma decisiones responsables.
  • No te conviertas en víctima de estafas.

Para más información:

Visita el Portal de Fraudes Financieros de Condusef:

Comunícate al Centro de Atención Telefónica de Condusef: 55 53 400 999 ¡Protégete y evita caer en las redes de estafadores!